Buscar
  • DigitalMonárquico

El Rey llama a la "acción conjunta" ante la "urgencia objetiva" de reducir la contaminación.

El Rey Felipe VI ha apelado a una "mayor acción conjunta" ante la "urgencia objetiva" de seguir combatiendo la contaminación atmosférica y de reducir su impacto en el clima y, por tanto, "en la salud y el bienestar de las personas".

El monarca ha realizado esta reflexión en el acto inaugural del WindEurope 2019 Conference And Exhibition que se celebrará hasta el 4 de abril en el BEC de Barakaldo (Vizcaya), con la presencia de 7.000 profesionales y 300 expositores de 50 países. Este evento, considerado el más importante del sector eólico mundial, está organizado por la Asociación eólica europea WindEurope y la Asociación empresarial eólica (AEE).

Su Majestad ha iniciado su discurso manifestando su satisfacción por venir a Bilbao a esta nueva edición de WindEurope Conference AndExhibition, por un lado, según ha indicado, porque visitar la capital vizcaína es "siempre un motivo de alegría", aunque ha lamentado que sea una visita "breve" y no pueda "disfrutar de Bilbao y el País Vasco un poquito más".

Por otra parte, ha destacado que, en este caso, se congregan en Bilbao en torno a una conferencia "muy importante y muy oportuna", ya que en España, en Europa y en muchas partes del mundo se vive un "momento clave" en lo que se refiere a la "tendencia de la transición energética hacia las energías renovables".

"URGENCIA OBJETIVA"

"Clave por la urgencia objetiva desde el punto de vista tanto de la necesidad de seguir combatiendo la contaminación atmosférica y de reducir su impacto en el clima, en medio ambiente y, por tanto, en la salud y el bienestar, como también por la sensibilidad que aumenta rápidamente y se extiende a todos los niveles", ha añadido. En este sentido, ha subrayado que ambas cuestiones requieren "mayor capacidad de respuesta y de acción conjunta".

El Rey ha asegurado que es "muy oportuno" que la industria eólica europea se reúna en España, un país que "durante mucho tiempo ha estado a la vanguardia de la energía eólica" y que "sigue apostando por ella y en los últimos tiempos "de manera renovada". En este punto, ha aludido en su discurso a Miguel de Cervantes que "hizo de los molinos de viento un icono lleno de significados para muchas civilizaciones". "Con la evocación de este símbolo que asocia cultura, historia y valores universales, sean todos muy bienvenidos a nuestro país", ha agregado.

En su discurso, Felipe VI ha recordado las "muy alarmantes" conclusiones del 'Global Environment Outlook' (GEO), presentadas el pasado mes de marzo en la Asamblea de Naciones Unidas. En este contexto, ha señalado que requieren "inmediata atención" asuntos como asegurar la calidad y la disponibilidad del agua, abordar el calentamiento global, reducir la contaminación marina o frenar la pérdida de la biodiversidad.

"Por eso, Naciones Unidas está llamando a la adopción de medidas urgentes --en una escala sin precedentes-- para frenar y revertir esta situación, con el propósito de proteger el medio ambiente y, por tanto, la salud humana", ha apuntado.

"VECTOR CRÍTICO DE CAMBIO"

De este modo, ha afirmado que la agenda de Desarrollo Sostenible para 2030 y sus objetivos constituyen "un punto de referencia" para la acción de los gobiernos en los distintos países. En este contexto, ha incidido en que la transición energética es "un vector crítico de cambio", que no sólo permita acceso a la energía a precios asequibles, sino que también traiga consigo "muchas oportunidades" en negocios, tecnología y empleo.

Según ha indicado, la transformación del sistema energético mundial, ya en marcha, es una respuesta, desde la tecnología y la economía, al reto del cambio climático. "Y la industria eólica tiene un papel clave que jugar", ha apuntado.

En este marco, ha añadido que la energía eólica tiene "muchas ventajas" y está "ya transformando España y Europa". También ha valorado el "ejemplo" del País Vasco en una transición energética con especial "foco" en la energía eólica.

Felipe VI ha destacado que España, que tiene "el potencial más grande" en energía renovable de la UE, es el tercer país europeo en número de patentes eólicas y el quinto del mundo en términos de capacidad instalada. La energía eólica, ha recordado, fue en 2018 la segunda fuente de generación eléctrica.

Tras insistir en que la transición energética representa una "extraordinaria oportunidad", el Rey ha señalado que "debemos sentirnos orgullosos" de los logros conseguidos en los últimos años, aunque "no satisfechos". En esta línea, ha apuntado que es necesario seguir impulsando la integración de las renovables en las redes eléctricas y también otras áreas, y permanecer "a la vanguardia" de la transformación global.

Finalmente, ha incidido en que, en función de diversos informes internacionales, la transición energética es no sólo "indispensable" para abordar el cambio climático, sino que también conlleva "un claro beneficio" para la economía y la sociedad ya que hay un gran número de empleos asociados con el desarrollo de las tecnologías renovables.

Europa Press







0 vistas