Buscar
  • DigitalMonárquico

El Rey pide mejorar la empleabilidad juvenil y destaca el papel de la Cámara de España.

El Rey pide mejorar la empleabilidad juvenil y destaca el papel de la Cámara de España para superar la crisis.

El Rey Felipe VI ve "muy necesario" realizar un esfuerzo para mejorar la empleabilidad de los jóvenes y orientar su formación a competencias y habilidades que demandan las empresas, al tiempo que ha destacado el papel "determinante" de la Cámara de Comercio de España para la recuperación económica y el cambio de modelo de crecimiento. Por su parte, el presidente de la institución, José Luis Bonet, ha mostrado su apoyo al rey y ha defendido el "valor de la unidad".

Así lo ha señalado el Rey durante su intervención en el pleno extraordinario de la Cámara de Comercio de España, acto que ha presidido y en el que ha ensalzado la labor del organismo cameral como institución "clave" para fomentar la actividad económica española y, en consecuencia, para contribuir a la "vertebración" del país.

Felipe VI ha destacado que la aportación de la Cámara al proceso de internacionalización de la economía española durante los últimos años, cuando era "tan necesario", ha sido "determinante", por lo que ha valorado la contribución a la recuperación económica y al cambio de modelo de crecimiento para que "exportar al resto del mundo forme ya parte del ADN de muchas empresas españolas".

En este sentido, ha destacado que la Cámara ha ayudado a más de 800.000 empresas a aumentar su competitividad y a más de 1,5 millones de personas a mejorar su formación y capacidad de emprendimiento, al tiempo que ha realizado casi 700.000 actividades de promoción de internacionalización.

Asimismo, el Rey ha subrayado que es "clave" la colaboración público-privada para las empresas españolas a la hora de hacer frente a los retos, y ha citado como ejemplo la creación del Centro Internacional de Arbitraje, que cree que se convertirá en una institución arbitral "de referencia a nivel internacional".

Entre los principales retos actuales, ha citado la adaptación mayor a la globalización, la mejora de la competitividad a través de la digitalización, y una formación adecuada a las nuevas necesidades del mercado laboral.

A este respecto, ve "muy necesario, positivo y valioso" el "esfuerzo" para mejorar la empleabilidad de los jóvenes y ha pedido aprovechar el talento juvenil para orientar su formación a competencias y habilidades demandadas por las empresas, para reducir las "altas tasas de paro juvenil" y aumentar su "versatilidad".

También ha marcado como "prioridad" para la acción empresarial la sostenibilidad para aprovechar su capacidad tractora para sensibilizar a las pymes, una tarea en la que la capilaridad del sistema cameral será de "especial importancia".

El monarca, que ha recordado su presencia en la presentación de la Cámara de Comercio de España hace cinco años y su "honra" por llevar la Gran Cruz de la Orden de la Cámara de España, ha animado a la institución a trabajar en el proyecto "con la misma ilusión y las mismas ganas" tras haber superado "con creces" las expectativas iniciales, y continuar especialmente en los retos planteados por la Cámara: la internacionalización, la competitividad a través de la digitalización y la formación.

"ESPAÑA ES DE TODOS Y PARA TODOS"

Felipe VI ha trasladado estos mensajes en presencia del presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, quien ha respaldado el mensaje que lanzó el Rey en la apertura de la legislatura: "España no puede ser de unos contra otros; España debe ser de todos y para todos". Bonet ha subrayado que en la Cámara creen en "el valor de la unidad y la cooperación", así como en la importancia de la colaboración público-privada.

"Las cámaras, las empresas y la Administración trabajan juntas por el interés general y el bienestar de toda la sociedad. Estamos con usted, cuente con nosotros", le ha señalado Bonet al Rey, agradeciéndole su "fuerte impulso" a la institución y su "trabajo por España, por la concordia y el entendimiento de todos los españoles", siendo "garantía institucional fundamental y el mejor embajador de España en todo el mundo".

Bonet ha explicado que en los cinco años de la institución se ha trabajado en el impulso de la internacionalización de las empresas, la mejora de la competitividad, la función consultiva mediante la colaboración público-privada con las administraciones y la defensa institucional del papel de las empresas para el bienestar general.

Asimismo, ha abogado por "defender el sistema y la economía libre de mercado" porque "ha permitido a la economía alcanzar cotas de progreso, desarrollo y modernidad", basándose en la Constitución de 1978 y en los principios consagrados como la democracia, la monarquía, el estado de autonomías o el de bienestar.

De la gestión de la Cámara de Comercio de España ha indicado que, a través de las 85 cámaras y las 16 comisiones, se han acometido más de 700.000 actividades de promoción de internacionalización a las empresas y más de 800.000 para mejorar la competitividad, además de ayudar a una mejor formación de 1,6 millones de personas, mediante un sistema "clave" para la recuperación a través e la apertura exterior y la mejora de la competitividad de las pymes.

De cara al futuro, ha explicado que los ejes de actuación prioritarios serán la adaptación a la globalización mediante la internacionalización de las empresas; la mejora de la competitividad mediante le impulso a la innovación y la transformación digital; el cambio demográfico y la formación de los jóvenes.

www.digitalmonarquico.es

26 vistas