Buscar
  • DigitalMonárquico

Los Reyes visitarán Santiago de Compostela, galicia el próximo 25 de julio.


Los Reyes visitarán Santiago de Compostela el próximo 25 de julio para presidir los actos de la Ofrenda Nacional del Apóstol Santiago. Esta visita se enmarca dentro de la ronda de visitas que desde junio realizan por todas las Comunidades Autónomas.


Don Felipe y Doña Letizia llegarán a Compostela a primera hora de la mañana y se desplazarán hasta la plaza del Obradoiro, donde el Rey será recibido por el presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo; y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, que le cederá al jefe del Estado el bastón de mando; y el resto de autoridades.


Está previsto que tenga lugar en la explanada un acto militar. Así, el también capitán general de las Fuerzas Armadas pasará revista a las tropas, antes de que dé comienzo la ceremonia de la Ofrenda. No está prevista la tradicional procesión con el santo por la plaza, puesto que la liturgia no se celebrará en la Catedral debido a las obras que se ejecutan en la Basílica, sino en la iglesia de San Martín Pinario, con aforo muy limitado.


Así la comitiva civil y militar, encabezada por los reyes, se desplazará hasta el templo, donde estará esperando el Arzobispo De Santiago, Monseñor Julián Barrio.


Los actos comenzarán a las 10.30 horas, y en el transcurso de la misa el Rey realizará en nombre de España la invocación al Apóstol, una plegaria en la que, todo apunta, estará muy presente la pandemia del coronavirus y la grave crisis económica y social que se desencadenó a consecuencia de la epidemia en nuestro país y el resto del mundo. Tras la eucaristía tendrá lugar una recepción en el pazo de Raxoi.


Aunque el primer Año Santo en más de una década no será hasta 2021, y a pesar de que la tradición marca que los monarcas asuman el papel de oferentes coincidiendo con el Xacobeo, esta será la segunda ocasión en la que el Rey realizará la tradicional Ofrenda, un papel que ya ejerció en 2014, poco después de su proclamación, como homenaje a las víctimas del accidente ferroviario de Angrois, que había tenido lugar un año antes.

www.digitalmonarquico.es


0 vistas